RESIDUAL PAINTINGS

2017

Residual paintings (2017-)

 

Libre del enfrentamiento entre objeto e imagen, que se desdobla a su vez en los avatares de realidad-representación y figuración-abstracción, los cuadros blancos de Allan Villavicencio aparecen como la posibilidad de traspasar el obsesivo juego de reflejos y develar así una fractura en la mirada clásica y moderna, binocular, de la historia del arte. Como Polifemo ante Ulises, la pintura de Villavicencio ejerce una contra-venganza, al restaurar una visión diferente, ciclópea, sin artilugios ni ficciones, donde lo uno y lo otro son lo mismo, y por lo tanto una manera contraria de ver la realidad, de entender el arte y ejercer la pintura.

Por Christian Barragán