CONSTRUIR UNA GRIETA

2017

Construir una grieta (2017)

 

Pareciera que aquella sentencia del pintor y crítico de arte John Golding que dice: “no vemos una imagen dentro de un cuadro, sino toda la superficie del cuadro como imagen” fuera la advocación bajo la cual el artista Allan Villavicencio descubrió para sí una práctica a través de la cual es posible derivar “lo infinito en pinturas que, en sí mismas, son tangiblemente finitas” (Golding). Nombrar lo abstracto por la vía de lo concreto. Decir, por ejemplo: ventana, grieta o puerta a través de déploiements y assemblées construidos con tela, papel y madera. Estrategias con una fuerte acepción de la destrucción y la reconstrucción, manifiestos en los actos de dispersión y de unión, en la repetición y la asociación de materiales, técnicas y discursos propios y ajenos a la pintura y la escultura. En definitiva, una Ars combinatoria en la cual la pintura sucede como un encuentro sincrónico con la historia y lo fortuito, abierta tanto a la certeza como al fracaso, dispuesta ante lo inconcluso y lo fracturado.

Por Christian Barragán